NOVEDADES
noticia

Micro N°1051 Esclerosis Lateral Amiotrófica

En 1874, un médico francés llamado Jean-Martin Charcot —fundador de la Neurología moderna— describió por primera vez la Enfermedad de la Neurona Motora (ENM). El término cubre un grupo de enfermedades relacionadas que atacan las neuronas motoras (también llamadas motoneuronas). Estas son células nerviosas que se encuentran en el cerebro y la médula espinal. Controlan el funcionamiento de los músculos. Cuando se manifiesta esta enfermedad, los mensajes gradualmente dejan de llegar a los músculos, lo cual lleva a tener debilidad, rigidez y atrofia.

La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) es una condición que limita la vida en forma progresiva y que puede afectar el caminar, el habla, la deglución y la respiración. Sin embargo, no todos los síntomas necesariamente les suceden a todos los pacientes y es poco probable que estos síntomas se desarrollen al mismo tiempo, o en algún orden específico. Si bien no existe actualmente una cura, los síntomas pueden ser manejados para mejorar la calidad de vida.

Esta es una enfermedad comparativamente poco frecuente y los síntomas tempranos pueden ser bastante leves, tales como torpeza, debilidad moderada o habla ligeramente desarticulada. No existe un examen específico para probar que alguien tiene ELA, lo cual significa que el diagnóstico requiere la eliminación de otras enfermedades potenciales.

En el país existen dos tipos de fármacos para combatir dicha patología. El Riluzol demora la aparición de la traqueotomía o de la dependencia de ventilación asistidas en pacientes seleccionados y puede incrementar la sobrevivencia por unos 3 o 5 meses. Mientras que el Dextrometorfano y Quinidina es un medicamento oral creado para el tratamiento de la ELA pseudobulbar que se manifiesta con el control emocional como el llanto y la risa, mejorando el habla y la capacidad de controlar secreciones orales.

La Asociación Ela Argetina es un grupo de pacientes y familiares afectados, que fundaron una asociación civil sin fines de lucro. Su misión es facilitar información, atención, contención, orientación y asesoramiento a la sociedad afectada por la Esclerosis Lateral Amiotrófica.

Además, buscan proteger sus derechos, estimular y promover la investigación; capacitar profesionales de la salud y persuadir a las autoridades gubernamentales para que se implementen políticas en búsqueda de la cura de esta enfermedad degenerativa y terminal. Al tiempo que brindan asistencia logística para mejorar la calidad de vida de las personas que viven con ELA y ofrecen atención médica especializada, facilitando nuevos tratamientos para los diferentes estadíos de la patología.