NOVEDADES
noticia

Micro N°1093 Pandemia por COVID-19: ¿Después qué? Controles de los factores de riesgo

La Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial difundió una información relacionada con el COVID-19, en la que alude a la necesidad de controlar los factores de riesgo para prevenir una segunda ola de morbilidad y mortalidad. La posibilidad del desarrollo de formas severas de COVID-19 a mayor edad es indudable. Sin embargo, el envejecimiento vascular prematuro por falta de control de los factores de riesgo cardiovasculares y los estados de deficiencia (obesidad, hipertensión y diabetes) podrían explicar el impacto de la enfermedad entre grupos más jóvenes y las diferencias en la evolución entre regiones, o el mayor impacto en grupos vulnerables por condiciones socioeconómicas desfavorables.

Además de los efectos directos sobre sobre el sistema cardiovascular del SARS-Cov-2, la pandemia por COVID-19 y las acciones destinadas a controlar la expansión viral, podrían aumentar significativamente la morbilidad y mortalidad cardiovascular, generando indirectamente una segunda ola de enfermedad. En este contexto, es urgente tomar acciones de control de los factores de riesgo, en especial en grupos vulnerables por su patología o por su condición social.

Apoyando este concepto, en un estudio recientemente publicado con casi nueve mil pacientes de tres continentes, el uso de los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECA) y las estatinas (drogas de reconocida eficacia en la prevención cardiovascular) se asoció con una menor posibilidad de muerte por COVID-19, en tanto que al tabaquismo se lo considera como un factor de mal pronóstico.