NOVEDADES
noticia

Micro N°1125 Levotiroxina

El tratamiento habitual para el hipotiroidismo supone el uso diario de la hormona tiroidea sintética levotiroxina. Este medicamento oral restaura los niveles adecuados de la hormona y revierte los signos y los síntomas del hipotiroidismo.

Es probable que comiences a sentirte mejor a los pocos días de haber iniciado el tratamiento. El medicamento disminuye de manera gradual los niveles de colesterol elevados a causa de la enfermedad y puede revertir el aumento de peso. Por lo general, el tratamiento con levotiroxina es de por vida, pero como la dosis que necesitás cambia, es posible que el médico controle el nivel de la hormona estimulante de la tiroides (TSH por su sigla en inglés) cada año.

Una cantidad excesiva de hormonas puede provocar efectos secundarios, por ejemplo:

Ø Aumento del apetito

Ø Insomnio

Ø Palpitaciones

Ø Temblores

Si padecés alguna enfermedad de las arterias coronarias o hipotiroidismo grave, es posible que tu médico inicie el tratamiento con una pequeña cantidad del medicamento y luego aumente gradualmente la dosis. El reemplazo hormonal progresivo le permite a tu corazón adaptarse al aumento del metabolismo.

La levotiroxina prácticamente no provoca efectos secundarios si se utiliza en la dosis adecuada. Si cambiás de marca, avisale a tu médico para asegurarte de que estás recibiendo la dosis adecuada.

Además, no saltees dosis ni dejes de consumir el medicamento por el hecho de que te sentís mejor. Si hacés eso, los síntomas del hipotiroidismo regresarán de manera paulatina.

Algunos medicamentos, suplementos e incluso algunos alimentos pueden afectar tu capacidad para absorber la levotiroxina. Hablá con tu médico si consumís grandes cantidades de productos de soja, si llevás una dieta con alto contenido de fibras o si tomás otros medicamentos, por ejemplo:

Ø Suplementos de hierro o multivitamínicos que contienen hierro.

Ø Hidróxido de aluminio, el cual está presente en algunos antiácidos.

Ø Suplementos de calcio.

La levotiroxina se toma mejor con el estómago vacío a la misma hora todos los días. Lo ideal es tomar la hormona por la mañana y esperar una hora antes de comer o tomar otros medicamentos. Si la tomás a la hora de dormir, debés esperar cuatro horas después de la última comida o merienda.

Algunas recomendaciones

Ø No se debe discontinuar, ni modificar la dosis, ni la frecuencia con que se toma la medicación, salvo por indicación médica.

Ø Puede tardar algunas semanas en comenzar a notarse los efectos de la medicación.

Ø Debés informarle al médico si experimentás alguno de los síntomas como dolor torácico, falta de aire, rash en la piel, palpitaciones, cefaleas, irritabilidad, nerviosismo, insomnio, diarrea, sudoración excesiva, intolerancia al calor, cambios en el apetito, vómitos, alteración en los períodos menstruales, temblor de las manos.

Ø El comprimido de levotiroxina no se puede partir, porque lo que queda fuera del blíster pierde su efectividad.

Ø No usar pastillero, ni dejarlo fuera del envase porque es sensible a la luz, al oxígeno y a la humedad.

Ø El día que realices un control, no debés tomar el medicamento antes de la extracción, sí tomarlo después.

Ø Si cambiás la marca comercial que ya venías tomando, comentáselo a tu médico.

Ø Si te olvidaste de tomar una dosis de levotiroxina, debés tomar dos pastillas al día siguiente.